L A   E X P E R I E N C I A   D E   L A   N A D A   |   2 0 0 5
X


y de día y de noche y a toda  hora veía luces en el horizonte, sin poder saber bien por qué la luminosidad de esas luces no parecía ser la normal, para las luces que uno está acostumbrado a ver en la ciudad.